¿Cómo comprobar si algo lo ha escrito un Chatbot?

¡Los robots se apoderan del mundo! Ésta es una afirmación que en el pasado se consideraba algo malo, pero ahora puede que no lo sea tanto.

Ha habido algunos discurso en torno a cómo los robots, en particular la inteligencia artificial, han cambiado nuestra vida cotidiana y diversas industrias.

Ya sea simplificando la forma en que realizamos nuestras tareas o automatizando las tareas rutinarias en la oficina, la IA se ha segmentado definitivamente como pionera en innovación.

Una de las mayores aportaciones de la IA es creación de contenidos. Los chatbots se construyen con modelos de procesamiento del lenguaje natural (PLN) para responder a las consultas y simular respuestas similares a las humanas.

Aunque los chatbots pueden ayudarte con consultas mundanas, es posible que quieras comprobar el contenido escrito por el chatbot para asegurarte de que lo que lees es creíble y auténtico para su propósito previsto, como la investigación académica o el periodismo.

Te tenemos cubierto. Aquí tienes las mejores formas de saber cómo comprobar si algo ha sido escrito por un chatbot.

La Solución Rápida: Utiliza Detectores de IA para Identificar el Contenido Escrito por un Chatbot

Se espera que la IA cree casi 100 millones de empleosfacilitando las tareas y permitiendo a los aspirantes a trabajadores explorar nuevas áreas.

Las herramientas de creación de contenidos basadas en IA, por ejemplo, pueden producir texto generado por IA para agilizar el proceso.

Pero esto conlleva una preocupación por la autenticidad. ¿Dónde se aplica?

Piensa en presentar un trabajo de investigación en clase. Un alumno presenta uno, y el profesor se da cuenta de que el texto parece fuera de lugar.

Para verificarlo, el profesor podría utilizar un detector de IA de confianza como IA indetectable hacer un análisis rápido y eficaz del trabajo del alumno.

Página principal del detector y humanizador undetectable ai

Gracias al detector de IA, el profesor puede tomar una decisión informada sobre la autenticidad de los trabajos que presentan sus alumnos y tomar las medidas oportunas cuando sea necesario.

Los detectores de IA analizan patrones lingüísticos y estructurales que sólo puede generar la IA.

El contenido escrito por el chatbot tiene características específicas que lo hacen destacar ante el detector, que revisa el contenido con más detalle de lo que el ojo humano puede ver para comprobar su exactitud.

Los creadores de contenidos también pueden utilizar detectores de IA para verificar la originalidad de su trabajo y rastrear cualquier posible instancia de plagio involuntario.

Así que, aunque la IA es sin duda valiosa para generar ideas e inspiración para escribir, es importante asegurarse de que su uso siga siendo ético y transparente.

Cada vez son más las instituciones que permiten adopción de la IATambién puedes utilizar la IA Indetectable para humanizar las ideas que obtengas, para asegurarte de que coinciden con la calidad de la escritura humana.

Es una mezcla saludable de utilizar la IA para facilitar el proceso de creación de contenidos y, al mismo tiempo, comprobar que el contenido sigue siendo original y que tú lo has creado de forma única.

Otros indicadores que te ayudan a identificar el contenido escrito por un chatbot

La IA se ha vuelto tan buena que a veces difumina la línea entre el contenido humano y el generado por la IA.

Más de siete de cada 10 personas admiten haber sido engañados por contenidos de IA de alguna forma. A medida que la IA evoluciona y se hace más sofisticada, deberían establecerse políticas y directrices éticas más claras para su uso adecuado.

siete de cada 10 personas admiten haber sido engañadas por la IA

Aunque los detectores de IA funcionan bien para identificar el contenido escrito por un chatbot, algunas características específicas pueden ayudarte a identificar manualmente si es IA o no.

1. Lenguaje no natural

El lenguaje poco natural es uno de los mayores signos reveladores para saber si algo ha sido escrito por una IA.

Lo que queremos decir con esto es que el texto es muy robótico y normalmente demasiado formal. También hay una falta de fluidez natural.

Algunos signos importantes de lenguaje no natural son

  • Uso excesivo de palabras complejas y jerga técnica cuando es innecesario.
  • Falta de expresiones desenfadadas y de escritura creativa.
  • El texto no puede mantener un tono coherente y parece remendado.

Un ejemplo es cuando un estudiante decide confiar completamente en ChatGPT para crear su ensayo de admisión a la universidad.

Teclean un mensaje, copian, pegan y pulsan enviar. Es fácil detectar su trabajo como IA por lo excesivamente sofisticado que es el lenguaje.

El nivel de comprensión está muy por encima del de un estudiante típico, lo que hace sospechar fácilmente de contenidos generados por IA.

La IA tiende a tener un lenguaje poco natural debido a las limitaciones de los modelos de IA. Estos modelos se limitan a replicar los patrones del habla humana e intentan crear su propio texto basándose en lo que se les pide.

2. Comprensión contextual

He aquí algo frustrantemente relatable: Pregunta a un chatbot de atención al cliente sobre un problema concreto con su producto.

En lugar de responder directamente a tu consulta, el chatbot responde con información genérica, como las políticas de la empresa y los pasos para utilizar el producto.

No podrás obtener más del chatbot porque esto es todo para lo que fue programado. Decepcionantemente, decidiste ponerte en contacto con la asistencia humana, lo que aumentó el tiempo de espera.

Así es la falta de comprensión contextual. La comprensión contextual, como su nombre indica, requiere la capacidad de interpretar la información dentro de las circunstancias pertinentes.

El trabajo escrito humano lo tiene porque investigamos sobre un tema cuando escribimos algo, aportando información específica y relevante.

El contenido de la IA puede parecer a veces inconexo e incluso sin sentido. Como sólo aprovecha diversos recursos a nivel superficial, la IA se esfuerza por crear contenidos capaces de interpretar con precisión los matices del lenguaje.

3. Limitaciones del conocimiento

Aunque la IA es poderosa, no es un ser omnisciente. La IA no es inmune a las limitaciones, sobre todo cuando se trata de conocimientos más complejos.

Pero como la IA está pensada para cumplir lo que se le pide, seguirá rellenando información falsa e incluso inexistente. E incluso cuando la IA puede proporcionar datos correctos, suelen estar desfasados.

He aquí las razones más comunes por las que la IA tiene limitaciones de conocimiento:

  • Hay sesgo de datos, lo que significa que la IA sólo puede proporcionar información más detallada sobre perspectivas bien representadas.
  • Aunque los modelos de IA se componen de enormes conjuntos de datos, el alcance de sus conocimientos no es infinito y tiene que detenerse en algún lugar.
  • La IA suele tener dificultades para mantenerse al día de las tendencias y carece de la información más reciente.

Confiar únicamente en el contenido de la IA puede ser alarmante porque puede difundir información errónea.

Por ejemplo, lo más probable es que un artículo generado por IA sobre procedimientos médicos avanzados contenga inexactitudes, lo que puede ser perjudicial para fines de investigación.

4. Inconsistencias en el estilo de redacción

¿Has leído un artículo en Internet en el que la introducción parecía realmente atractiva, pero luego las secciones siguientes se desvanecían y parecía que lo había hecho un escritor completamente distinto?

Ese artículo que lees podría estar generado por IA. Los contenidos generados por IA son famosos por su estilo de redacción incoherente.

Es cierto que los modelos de IA son excelentes imitando el lenguaje humano. Pero carecen gravemente de la capacidad de mantener la coherencia en distintos estilos de escritura.

He aquí cómo suelen ser las incoherencias en el estilo de escritura con IA:

  • El tono cambia rápidamente de formal a informal o de profesional a excesivamente informal dentro del mismo contenido.
  • El trabajo escrito con IA no puede proporcionar un flujo coherente en la escritura, pareciendo bastante escalonado.
  • La legibilidad es difícil porque hay demasiadas perspectivas (o falta de ellas).

Ser consciente de las incoherencias es importante para estar seguro de si el contenido que estás leyendo es creíble o no.

5. Patrones de error

Errar es de humanos (y de máquinas). Incluso los robots más inteligentes que tenemos hoy en día cometen errores.

Los patrones de error son una señal de alarma habitual en los contenidos generados por IA, porque el propio modelo de IA no siempre funciona correctamente o según lo previsto, y la organización no realiza una comprobación de calidad para verificar el texto y la información que proporciona la herramienta.

En resumen, la IA se utilizó para automatizar el proceso de generación de contenidos, y aunque no está mal, puede ir mal si no se controla.

Los errores pueden ir desde errores gramaticales a faltas de ortografía, afirmaciones contradictorias e incluso ideas que no tienen mucho sentido lógico.

¿Por qué ocurre esto? La IA no es más que un software con algoritmos complejos, lo que abre la posibilidad de que se produzcan errores y fallos.

La calidad de los datos utilizados para entrenar los modelos de IA también puede influir en el rendimiento de la herramienta.

6. Verificación de hechos o datos personales

Otra cosa que la IA no hace bien es verificar la información que proporciona. La desinformación de la IA preocupa a más de 75% de consumidores.

La desinformación procedente de la IA preocupa a más del 75% de los consumidores.

La incapacidad de la IA para verificar hechos o detalles personales puede ser peligrosa. La desinformación, en general, puede dar lugar a malentendidos e incluso afectar a personas y organizaciones.

Estas son algunas formas de evitar que la IA te informe mal:

  • Los seres humanos somos grandes verificadores, así que comprueba siempre las fuentes que aparecen en el contenido que lees.
  • Ejerce un poco de pensamiento crítico y evita creértelo todo a primera vista.
  • Especialmente cuando se trata de contenido de alto riesgo, asegúrate de que hay supervisión humana para comprobar que el contenido es exacto.
  • Tómate tu tiempo para aprender los entresijos de la IA y comprender sus capacidades y limitaciones.

A la IA le cuesta conocer datos precisos porque sólo se basa en la información que se le proporciona. Esto significa que cualquier información nueva no está disponible en absoluto.

La IA tampoco realiza comprobaciones cruzadas entre múltiples fuentes ni tiene la capacidad de validar la autenticidad de la información tan bien como los humanos.

Conclusión

Con estos indicadores, puedes estar más seguro del contenido que lees.

La IA sólo va a mejorar, así que es importante estar atento a cómo comprobar si algo ha sido escrito por un chatbot, porque las reglas cambiarán y tendremos que adaptarnos.

Consumimos tanto contenido online que puede resultar cansado estar tan atentos a todo lo que vemos. Para simplificar el proceso, haz que Undetectable AI te acompañe.

IA indetectable hace que la detección de IA sea fácil y eficaz, e incluso podemos mejorar la legibilidad del contenido que generas con nuestro humanizador de IA.

Para que puedas estar tranquilo con el contenido que tú mismo produces. Dos herramientas en una sola plataforma.

Al tiempo que adoptamos los beneficios de la tecnología de IA, demos prioridad a su uso ético y combatamos la desinformación para mantener la integridad de la comunicación.

IA indetectable (TM)